El uso de terapia láser

En el ámbito de la terapia física y rehabilitativa se pueden utilizar varias técnicas que utilizan dispositivos o medios físicos para la prevención, cura y rehabilitación en el ámbito musculoesquelético.

La fisioterapia puede incluir el uso de diversos equipos electromédicos que incluyen tecar, láser, ultrasonidos, campos magnéticos, electroestimulación neuromuscular.
A diferencia de las personas, el paciente animal en este caso no puede expresar si percibe dolor o siente cualquier molesta por el tratamiento que realizamos; puede sólo intentar evitar el tratamiento, alejándose o moviéndose, o simplemente quedándose inmóvil.
En medicina veterinaria es fundamentar la observación del comportamiento del animal para asegurar una eficacia real de la terapia rehabilitativa física.

Entre las diferentes tecnologías disponibles, la terapia láser es definitivamente una de las mejores herramientas para aumentar la colaboración del paciente, sin causarle molestia alguna y consiguiendo un tratamiento altamente eficaz.

La terapia láser es no invasiva e indolora.
En las primeras sesiones no es necesario apoyar el manípulo sobre el animal: es decir, permite conseguir un primer efecto terapéutico con el aumento gradual de la confianza del animal hacia el terapeuta, hasta llegar al contacto directo.
Con animales especialmente desconfiados se puede empezar apoyando el manípulo apagado, para acostumbrarlo de manera progresiva al contacto.

En las últimas sesiones utilicé LaserVet 1000, que permite dos modalidades muy prácticas: en el primer caso, el láser se activa y desactiva con un solo clic, en el segundo caso, el láser está activo sólo cuando el dedo presiona sobre el manípulo. Esta función es muy útil: una vez iniciado el tratamiento, en caso de producirse movimientos bruscos por parte del animal se podrá interrumpir inmediatamente la emisión del láser de manera rápida y suave, simplemente levantando el dedo del manípulo.

Otra de las ventajas de LaserVet 1000 es que es tremendamente manejable y práctico: si el animal es grande, el terapeuta se puede acomodar en el suelo a su lado, sin obligarle a adoptar posiciones concretas e incluso siguiéndolo si este se moviera.

Recomendamos siempre la presencia del dueño: durante el tratamiento puede tranquilizarlo de manera que el terapeuta pueda realizar el tratamiento con mayor facilidad.
manera que el terapeuta pueda realizar el tratamiento con mayor facilidad. Otras características importantes de LaserVet 1000: es portable y ligero, no está ligado al cable de alimentación y la batería proporciona autonomía suficiente para muchas horas de terapia.
Esto permite realizar la terapia en el domicilio del paciente, proporcionando así beneficios adicionales.